Capacitar a un futuro empleado, y que no se vaya.

Capacitar a un futuro empleado, y que no se vaya.

Sabemos que siempre el mundo evolucionó en base a cambios disruptivos.
Actualmente, el problema es otro, la velocidad con que esos cambios disruptivos ocurren.
No solo es un desafío mantenerse al día con las novedades tecnológicas, sino que las personas tienen distintos objetivos de acuerdo a la generación en que nacieron.
Hace medio siglo, los Baby Boomers empezaron a ser personas distintas que requerían ambientes de desarrollo personal distinto, motivado por los efectos de la 2 ° Guerra Mundial.
Pero esas viejas generaciones duraban más años que actualmente, pues los cambios no son arbitrarios, sino que se establecen de acuerdos a hitos tecnológicos. Aquí radica un gran problema. Veamos esta tabla de evolución, para Latinoamérica, y no a las principales potencias IT:
Generaciones en Latinoamérica
Nacidos entre estas fechas // Se llaman
Año 1920 y hasta 1944// Silenciosa
Año 1945 y hasta 1964// Baby Boomers
Año 1965 y hasta 1983// Generación X
Año 1984 y hasta 1995// Generación Y o Millennials
Año 1996 y hasta 2008// Generación Z o nativos digitales
Año 2008 y hasta ahora// Generación Touch
NOTA: los límites son aproximados y hay literatura con distintos datos.——
Como pueden observar, hace medio siglo, las generaciones duraban veinte año o más, y ahora colapsan en menos de la mitad de tiempo.
Entonces, cualquier empresa que tenga una existencia superior a los cinco años, ya tienen en su nómina distintas generaciones. Ni hablar, de aquellas con más vida comercial. Por lo tanto, deben tratarlos en forma diferencial, pues sus objetivos no son los mismos.
Obviamente, así deberán actuar, si pretenden mantenerlos, con su experiencia, en beneficio de la empresa.
Otra alternativa podría ser, la transformación digital total de la empresa, y depender de los sistemas digitales, la Nube, la Inteligencia Artificial y si los empleados no están fidelizados, no importaría tanto.
Lo importante es saber que a la transformación digital no se llega en un año, sino que lleva más tiempo, y si sus empleados no se han capacitado en un tiempo menor, deberán dejar de pertenecer a la empresa, con el desgaste, costo y aprensiones que produce adentro y afuera.
Es sencillo decirlo en una nota de este tipo, pero hay que trabajar mucho para decidir cual es el objetivo de la empresa, y luego trabajar en función de esta decisión. No es imposible hacerlo, pero hay que capacitarse, cambiar la forma de gestionar, tener flexibilidad, aceptar el trabajo remoto, que todo sea por objetivos, sin un horario fijo, ni una verticalidad en las decisiones. El cambio es muy grande.
Una de las razones por las cuales, en 1999, decidimos escribir el EIC MAGAZINE, fue esta y la de ayudar a cambiar la forma de pensar de nuestros clientes, sabiendo que la implementación de sistemas es el camino correcto, para llegar al mundo comercial digital, que cada días es más grande, superando al tradicional.
Tantos años de capacitación gratuita, demuestran que sabemos hacerlo, sabemos como asesorarlos, y quienes nos acompañaron los últimos años han visto como hemos introducido estos conceptos en el ESTUDIO EIC. No solo es proclamar el cambio, sino que lo realizamos.
Campana, noviembre de 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

61 − 54 =