Entramos en Internet 4.0

Entramos en la Web 4.0, sin aviso previo.

Mucho antes del 2000, desde el ESTUDIO EIC venimos anticipando los efectos del cambio tecnológico.  Quienes nos conocen o siguen desde entonces, lo saben.

Algunos de nuestros grandes cambios, los vivimos hace décadas.  Para aquellos que no lo saben, o ya no lo recuerdan, sepan que en 1978 instalamos en el Estudio, la primera computadora, antes de la creación del DOS. Que siempre invertimos en tecnología, cambiando computadoras, sistemas, y manteniendo los avances actualizados.  A principios de los noventa ya teníamos las computadoras conectadas en red.  Luego las unimos en grupos de trabajo con el Windows 3.11, el primer SO de Microsoft con redes, anterior al Windows 95. Ya en 1999 publicamos nuestro primer sitio Web, y ese año comenzamos a distribuir quincenalmente el EIC MAGAZINE. Durante los años 2000, 2001 y 2002 desarrollé los estudios en la Academia de Cisco Systems, para terminar mi CNA. El primer ePlan de Negocios lo diseñamos en el 2007. En 2011 entramos a las redes sociales, iniciamos en Facebook. Luego en el 2015, emprendimos la nueva versión interactiva del EIC MAGAZINE, que hoy sigue vivo. Desde marzo del 2015, hemos subido a todos nuestros clientes a la NUBE EIC, y los organizamos según sus elecciones.  Este año, contratamos Office365 y publicamos un nuevo sitio Web del ESTUDIO EIC, en su versión 4, más ameno y amigable.

Entonces, cuando hablamos de cambios tecnológicos, sabemos no solo de que hablamos, sino de como concretarlos.  Nuestro avance ha sido constante, promisorio y actualizado.  No muchos pueden mostrar estas credenciales.

Estamos en Internet desde la versión inicial, la 1, y hemos recorrido la 2 y hoy estamos en la versión 3, con nuevo sitio Web.

Pero pronto estaremos en la versión 4, de la mano de la IA y la Nube interactiva, basada en software.  Ya estamos en la NUBE EIC, pero en forma estática, y debemos entrar a la dinámica, en poco tiempo más, con nuevas Apps y software alojado en la Nube.  Falta poco.

Y poco tiempo resta para trabajar en la incipiente Internet 4.0.  La industria ha comenzado también la versión 4.0, de la mano de la robótica y la Nube (Cloud).  Es que el aprendizaje ya no solo depende del ser humano, sino que las máquinas, en realidad el software en la Nube, también están en proceso de aprendizaje.  Algunos lo llaman solo IA-Inteligencia Artificial-, a modo genérico, pero realmente son dos conceptos diferentes. El aprendizaje se denomina ML-Machine Learning- y los maestros que le enseñan a las máquinas instaladas en la Nube, se los llama DL-Deep Learning-.  La IA solo vive adentro de ellos.

No son seres humanos, son máquinas, en realidad es software potenciado por algoritmos matemáticos, que son complejas fórmulas de búsqueda de patrones relacionales.

Todos son nuevos conceptos, algunos complicados de entender, para aquellos con bases matemáticas simples, pues no solo hay que conocer funciones matemáticas, logarítmicas o incrementales y diferenciales, sino también informática avanzada, para unir ambas áreas de conocimientos, y de la mano, saltar a otros universos del conocimiento.  Si desea conocer más, indague estos conceptos y los clasificados como metacognitivos.

La salud, la educación, y ahora la economía y los negocios, son los primeros en recibir estos adelantos, y avanzar rápidamente en forma exponencial.

Por lo tanto, el actual desafío es conocer estos conceptos, buscar un asesoramiento acorde, y encaminarse al cambio, pues en menos de cinco años, ya no reconocerán el mercado, y sus negocios serán tan distintos, que seguramente no los podrán manejar adecuadamente, acercándose a la pérdida, aunque permanezcan en ellos más años.

Desde hace más de un año he estado practicando estas nuevas técnicas en la educación, potenciándolos en la Nube, y les puedo asegurar que el cambio en los alumnos, se visualiza rápidamente.

Tan solo para saberlo, diferentes estudios de consultoras internacionales aseguran que más del 70% del mercado mundial de los negocios y el consumo, estará dominado por personas con pensamiento de la Generación Y, también denominada Millennial, personas hoy jóvenes con objetivos distintos a los utilizados hasta ahora.  Si hoy nos los reconocemos como propios, y dentro de una década ya dominarán en el mundo de los negocios, es fácil entender que nos queda muy poco tiempo para seguir sin cambiar nuestro accionar.

Finalmente, recuerden que desarrollar planes de cambio, y ponerlos en marcha lleva mucho tiempo, generalmente más de un año, y queda poco tiempo para concretarlos.

Campana, diciembre de 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

39 − = 36