Teletrabajo. HomeOffice.  Trabajo en remoto.

Todos términos conocidos, o leídos alguna vez, pero que ahora son de una gran importancia, para mantener el actual trabajo, en muchos casos. Hay trabajos que no se pueden realizar a la distancia, y también hay empresas que no están preparadas para dar esta opción a sus empleados.  Problemas de conexión.  Dispositivos propios o de la empresa. Ciberseguridad.

La pandemia provocó una cuarentena global inesperada. De repente, miles de trabajadores no pudieron ir más a su trabajo y el gobierno de su país, les prohibió salir, aunque algunos pocos no fueron tan drásticos y se manejaron en forma más flexible, cada uno con sus costos sanitarios.

Aquellos trabajadores que fueron autorizados por sus empleadores a trabajar desde su casa, sienten que mantienen su trabajo, y no tienen tanto miedo como aquellos que no lo pueden hacer.

De todas maneras, no estaban capacitados para hacer teletrabajo, y tampoco sus empresas, en su gran mayoría.  Pocas empresas, tenían sus sistemas abiertos a Internet, y eso les permitía trabajar ya desde antes de la cuarentena, en forma remota.  ESTUDIO EIC hace más de diez años que utiliza el trabajo en remoto, y sabe de que se trata.  El gobierno nacional lo promueve desde el año 2004, como programa del Ministerio de Trabajo, e informalmente desde antes.

Es importante que el teletrabajador se capacite como tal, para no tener problemas y seguir siendo eficiente. Antes las empresas los capacitaban.  Ahora con la cuarentena, esa capacitación es urgente y depende mucho del trabajador.

Queremos ayudarlo a que entienda que es muy necesario abarcar varios temas, y no simplemente conectarse por Internet.  Analicemos juntos.

ERGONOMÍA. Es necesario que encuentre un lugar en su casa, para trabajar en remoto, estando conectado a su oficina física. Debe estar bien sentado, tener una posición de trabajo adecuada, descansar periódicamente, y respetar horarios.

  1. Para ello, debe estar sentado con su espalda en ángulo recto, y sus piernas deben estar apoyadas apenas en el piso, también formando un ángulo recto con la silla. La altura, sería alrededor de 70 cms., pero eso dependerá del largo de sus piernas.  Cada uno debe buscar su medida. Su zapato o zapatilla, apenas debe apoyar en el piso, no debe sostener peso. Intente mover sus pies como si estuviese rozando el piso.
  2. La altura de su escritorio debe estar de acuerdo con su altura física. Alrededor de los 70 a 74 cms. Aproximadamente, para que le permita apoyar sus brazos y formar un ángulo recto entre su brazo y su antebrazo, cuando se apoya en el teclado. Hay teclado abiertos e inclinados para ayudar a la ergonomía.  El teclado de una notebook, solo le producirá molestias.
  3. En cuanto al ratón o mouse, debe permitirle apoyar su mano sobre él, y que la muñeca de su mano esté en el aire, que no se apoye en nada. Así los movimientos serán del brazo y no de la muñeca.  Evitará dolores e incluso la inflamación del túnel carpiano.
  4. El monitor debe estar a la altura de sus ojos, aunque algo menos. Para poder descansar la vista, es muy bueno que uno al levantar la mirada pueda ver hacia el horizonte.  Alejarlo de las paredes. A cada rato levante la vista y descanse. Use poco brillo en la pantalla, especialmente en horas de la noche, para descansar.

AMBIENTE. No debe haber distracciones en el horario de trabajo, poco o ningún ruido y la familia debe respetar su aislamiento para trabajar. Debe haber suficiente iluminación, para que no haya brillos, se puedan leer bien los papeles que estarán sobre el escritorio, y en lo posible que esa luz sea cálida y no azul (luz día).

DESCANSO. Sus horarios deben ser ordenados por Ud. Cada dos horas debe levantarse y caminar algo, moverse, como cuando está en la oficina.  En su trabajo tradicional siempre hay recreos, imítelos en su casa.  Le permitirán ser mucho más eficiente en su trabajo.

PLANIFICACIÓN. De la misma manera que planifica su ubicación, sus dispositivos, sus horarios, planifique su trabajo.  Use el mismo sistema de calendario que en su trabajo tradicional.  Manténgase organizado por prioridades.

COMPARTA. Los archivos que genera en su trabajo deben poderse compartir con sus compañeros, sus equipos de trabajo, su empresa.  Debe guardarlos en el mismo lugar de siempre, en la empresa, para que todos lo vean.

Equipo de trabajo.  Aunque no tenga un equipo de trabajo formado, imagine que lo tiene, y que ese equipo es la empresa o el negocio donde trabaja habitualmente. Practique este abstracto. No hay otra opción.  Piense que su trabajo lo deben ver los demás, en especial su empleador.

INFORME. Antes de terminar su jornada laboral guarde quince minutos para informar. Ese es el tiempo para informar a sus jefes o al empleador en forma directa, lo realizado en el día.  Es un reporte esencial para mostrar que ha trabajado en forma eficiente.  Es un informe tipo Memo, detallando lo trabajado.  Hay empleadores que le facilitarán un formato.

Campana, 14 de mayo de 2020.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 49 = 53